Presentación.

Enfermera en prácticas, aspirante a matrona. Escritora y heroína literaria frustrada. Evadiéndome del mundo con la nariz metida en los libros desde tiempos inmemorables, con requiem por mi normalidad incluído.

domingo, 16 de abril de 2017

Reseña: RADIOGRAFÍA DEL DESEO- Mimmi Kass






Hola, lechuginos y lechuguinas! Hoy os traigo, al fin, una nueva reseña. Espero que os guste y allá vamos.

 (Edición Kindle)




Título: Radiografía del deseo
Autora: Mimmi Kass
Editorial: Autopublicado
Fecha de publicación: Julio 2016
Páginas: 527
Género: Erótica, romántica, contemporánea
Primer libro de la serie En cuerpo y alma


 

Inés es una residente de pediatría que acaba de volver a Chile tras una beca en EEUU para seguir su especialización médica aunque intenta equilibrar todas las facetas de su vida para seguir siendo libre. En Chile se encontrará a Erik, un cardiocirujano vikingo –digo, noruego- cascarrabias, duro y exigente pero volcado en su trabajo y que prácticamente vive en el hospital.
Erik no quiere ninguna relación seria, Inés busca llegar a sus sueños junto a un hombre que la ame. Los caracteres fuertes de ambos chocan a cada instante, pero la tensión sexual entre ellos es casi incontrolable. 













Primero de todo: lo leí por la portada (omg me encanta) y por el drama hospitalario, la sipnosis no me llamaba para nada la atención. Excepto lo de vikingo únicamente –desde un fanfic que leí hace años tengo una cierta obsesión por los vikingos xD.
 
(No... no de este tipo xDD pero seguro que el susto os lo llevasteis )



Y como este, por supuesto, se llama Erik, no paraba de dibujárseme en mi cabeza así:

 (Eric Northman, True Blood).



OMG ME ACABO DE DAR CUENTA DE QUE LA MUJER LE PUSO, CON DOS COJ**, “ERIC NORTEÑO/HOMBRE DEL NORTE” TÓCATE LOS PIES.

Lo que más me gustó del libro fue lo bien ambientado y contado que está el ámbito hospitalario (tendré mono de prácticas hospitalarias?) aunque por supuesto eché de menos más enfermería (estos médicos lo acaparan siempre todo) y toda la descripción de las prácticas sanitarias (ahí estaba yo como: ajam, sí, podría ser… XD). Aquí se nota que la autora es médica. (Parece que tenemos muchos datos autobibliográficos plasmados en la novela…). Se ve que no se me da bien esto de desconectar… XD





Tenía curiosidad porque nunca había leído nada ambientado en Chile –está bien que no todo esté ambientado en las mismas ciudades de EEUU- pero la verdad es que a las pocas páginas ni me daba cuenta de ello.
No conecté nada cn los personajes y la historia para mí llegó a ser un poco cansina y repetitiva, para mí no tenía mucha chicha. Primero se acostaron rapidísimo y yo me quedé como:
 








Y después pasaron medio libro sin rozarse y todo era: con cada acercamiento retrocedemos 18993884 pasos al día siguiente y nos llevamos horrible porque obviamente tenemos una gran falta de comunicación y estamos cegados por nuestro orgullo y maldita sea sé un profesional y no te lleves las cosas personales al trabajo, no más bien eres tú la que las estás llevando yo estoy siendo perfectamente profesional y bla bla bla. Y luego sexo como conejos y luego otra vez a empezar.






Inés se supone que se le escapan palabras en inglés porque acaba de venir de pasar 1 año en EEUU pero lo único que se le escapa es “sorry” y a mí me pone nerviosa porque me da la impresión de que es sólo una repelente.

Por supuesto, como no, el Eric es un dios vikingo del sexo (es un Thor… pedo sexual? JAJAJAJAJ PERDÓN POR LA MIERDA DE CHISTE PERO NO LO PUDE REMEDIAR JAJAJAJAJAJAJAJ) 




Y no solo es un dios vikingo del sexo sino que es el único amante de Inés que no se amilana ante una mujer que es aventurera en la cama (¿?????  Hace ganchillo mientras fornica o…?) y que le enseña cosas nuevas y oh, sorpresa, le gusta el sexo duro y le descubre a ella que le gusta el sexo duro.






Y yo, después de leer sobre látigos y cuartos rojos del placer/dolor y esposas y no se qué me esperaba ahí una perversión rarísima y resulta que simplemente es un bruto y que deja moratones sin querer (¿?????? Pero qué coj… es este tío? Un vampiro?).


 
(JAJAJAJA ESTE CHISTE SÍ QUE ES BUENO, NO ME LO NEGUÉIS)
Y la verdad es que fue un libro repetitivo que no veía la hora de terminar y que acabó de una forma que me dejó pos ok, si es que habéis sido unos tontos no comunicativos todo el maldito libro, por qué iba a ser ahora diferente si además está claro que la autora quiere hacer una trilogía y pues no sé si leeré el resto porque la verdad es que me da pereza.
En definitiva: un libro dramón hospitalario sexual a lo Anatomía de Grey para pasar el rato. (Y leer cosas médicas wuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu)




 

(Y la subo de dos porque me gustó lo que ya os conté arriba)


Gracias por leer, espero que os haya gustado y hasta la próxima reseña!



No hay comentarios:

Publicar un comentario